Los 5 puntos para hacer una venta

La visión sin la ejecución, solo es una alucinación.
Henry Ford

Los 5 puntos para hacer una venta

¿Cómo hacer una venta? Si te haces esta pregunta, te invitamos a conocer los 5 puntos que debes tener en cuenta para poder hacerla de forma satisfactoria.

1- Conoce a tu mercado
Por encima de todo debes conocer las necesidades de tu cliente… si las descubres ya tendrás mucho ganado. No olvides que debes ver la “tipología” del cliente para poder buscar sus debilidades y sus fortalezas para posteriormente crear un pequeño plan de “ataque”, es decir, que pasos se van dar para llegar a ese mercado/cliente.

Aquí te ponemos las preguntas que debes plantearte.
– ¿Quién será mi cliente?
– ¿Cómo quiero que me conozca?
– ¿Cuál es la imagen que quiero dar?
– ¿Cómo llegaré hasta él?

Conoce a tu cliente cómo a ti mismo

2- Pasión
La pasión es la esencia de la venta. Si no tengo pasión por lo que vendo, difícilmente puedo convencer al potencial cliente para lo compre. Debo estar convencido yo mismo de que mi servicio o producto es el mejor, o de lo contrario no lograré vender nada. Todos sabemos que ningún producto o servicio es perfecto, pero el buen comercial es aquel que logra minimizar los defectos a la vez que potencia sus virtudes… y siempre lo hace con entusiasmo.

Siente tu producto/servicio como si fuese una parte de ti.

3- Empatía
En el mercado existen multitud de productos/servicios similares y a veces los valores tangibles (como el precio, forma, etc.) que parecen determinantes, no lo son tanto. En muchas ocasiones se hacen compras por aspectos intangibles, como la confianza, la imagen, la comodidad, etc. y para lo lograr eso, en muchos casos no vale con ser un gran profesional técnico, sino con emocionar al cliente, entenderlo, ser algo más que un mero vendedor…en definitiva, ser capaz de conectar con él.

Si conecto con mi cliente, me convertiré en algo más grande un simple vendedor.

4- Asume
¿Asumir? Sí, es más importante de lo que parece. Se debe dar al cliente la seguridad de que contigo le irá mucho mejor y ganará mucho más que se lo hace solo.
Un claro ejemplo son estas dos frases:
– “Si decides cuál de los dos equipos es mejor, podemos enviártelos a donde quieras”.
– “Si decides cuál de los dos equipos es mejor ¿a qué dirección te lo enviamos?
En definitiva, estamos dando por hecho que hemos realizado la venta y además reforzamos la confianza, la seguridad y convicción al cliente.

No esperes tu venta, asúmela y se hará realidad.

5- Escucha al cliente
De nada sirve cerrar una venta si después no se le presta atención…y como dice el refrán: pan para hoy, hambre para mañana. Siempre debemos escuchar al cliente, ya que ellos nos ayudarán de forma indirecta a retroalimentarnos, es decir, mejorar nuestros productos/servicios, a mejorar la atención, la calidad, etc… Y sobre todo, porque son “fuente” de nuevos clientes y el esfuerzo que supone satisfacerlos (en muchos casos) es mínimo.

Cuida a tu cliente para tener muchos más

 

Te invitamos además a visitar nuestra sección, para que nos conozcas un poquito más a través de nuestros proyectos:

http://wimprove.es/nuestros-proyectos-wimprove-tu-ingenieria-de-organizacion-empresarial/

 

Buffer this pageEmail this to someonePin on PinterestShare on FacebookPrint this pageShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
2 Comments - Leave a Comment

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR